Este artículo es el primero de una serie que compartiremos en sucesivas entregas. La fuente es “The Cancer Project” (www.cancerproject.org), publicación científica  de difusión en la lucha por la prevención y sobrevida al cáncer y en favor de una alimentación saludable.

Fortaleciendo las defensas contra el cáncer y otras enfermedades

Algunos cambios en la dieta tienen efectos preventivos sobre muchos tipos de cáncer. Aumentando la ingesta de vegetales ricos en vitaminas, por ejemplo, fortalece el sistema inmune y ayuda a eliminar células cancerosas. Demos un vistazo a los pasos que podemos dar para fortalecer nuestras defensas. Luego consideraremos modificaciones en nuestra dieta que tienen un impacto directo sobre ciertos tipos específicos de cáncer.

Las Defensas Antioxidantes

El oxigeno es esencial para la vida. Pero, cuando el oxigeno ingresa al organismo algunas de las moléculas oxigenadas se vuelven muy inestables. Estas moléculas inestables, llamadas radical libres, pueden atacar a las células y ocasionar daños en el material genético (ADN) contenido en el núcleo de las células. Un ADN dañado es el primer paso hacia el desarrollo del cáncer.

Afortunadamente, los alimentos que comemos pueden ayudarnos a proteger nuestros cuerpos. Los antioxidantes, incluyendo la vitamina C, vitamina E, beta-caroteno, selenio y otros, pueden neutralizar los efectos dañinos del oxígeno. Estos poderosos químicos naturales llegan a nosotros en los vegetales, las frutas, los granos integrales y las legumbres (ver la tabla). Las personas que incluyen frutas y vegetales en sus dietas a diario tienen menores probabilidades de contraer ciertos tipos de cáncer.

Los fumadores han provisto una dramática demostración del poder de los vegetales y las frutas. Un fumador de sexo masculino, de 55 años, cuya dieta es baja en vitamina C tiene una probabilidad de 1 en 4 de contraer cáncer de pulmón en los siguientes 25 años de su vida. Pero si este mismo fumador tiene una alta ingesta de vitamina C, ya sea a través de la alimentación o por medio de suplementos vitamínicos, el riesgo de enfermar de cáncer se reduce al 7 % (Ref.7) El efecto de los antioxidantes ha sido visto aún en los niños. Cuando se estudiaron niños con tumores cerebrales, se encontró que sus madres habían consumido menos vitamina C durante el embarazo que los niveles encontrados en madres de niños sanos. (Ref.8)

Antioxidantes en Alimentos (en mg)

Fuente

Vit C

B-
caroteno

Vit E

Manzana (1 mediana)

8

0.04

0.44

Brócoli

116

1.30

1.32

Arroz Integral

0

0.00

4.00

Repollitos de Bruselas

96

0.67

1.33

Zanahoria (1 mediana)

7

12.00

0.28

Coliflor

54

0.01

0.05

  Garbanzos

2

0.02

0.57

Choclo/maíz

10

0.22

0.15

Uvas (rosadas, ½ taza)

47

0.19

0.31

Porotos blancos

2

0.00

4.10

Naranjas (1 mediana)

75

0.16

0.31

Jugo de naranja

124

0.30

0.22

Ananás

24

0.02

0.16

Porotos de soja

3

0.01

3.35

Espinaca fresca

16

2.30

0.57

Frutillas

84

0.02

0.23

Batatas (1mediana, con cascara)

28

15.00

0.32

Porción: 1 taza equivalente a 225 g a menos que se indique otra cosaFuentes: Pennington JAT. Bowes and Church’s Food Values of Portions Commonly Used. New York, Lippincot, 1998. Messina M, Messina V. The Dietitian’s Guide to Vegetarian Diets. Gaithersburg (Md.), Aspen, 1996. USDA Nutrient Database for Standard Reference, Release 12, last updated April 7, 1999.

Los daños en el ADN ocasionalmente pueden ocurrir aún cuando la dieta es rica en frutas y verduras, es por ello que el cuerpo cuenta con mecanismos de reparación. Reparar el ADN dañado requiere de una vitamina del complejo B llamada Acido Fólico, que se encuentra en los vegetales de hojas verdes oscuro, frutas, arvejas y porotos. La Ingesta Diaria Recomendada (IDR) de ácido fólico para una mujer adulta es de 200 microgramos por día, este requerimiento aumenta a 400 microgramos por día para mujeres embarazadas. La IDR un hombre adulto es de 180 microgramos por día. Como lo demuestra la siguiente tabla, las legumbres y los vegetales son una fuente importante de esta vitamina.

Acido Folico en alimentos (microgramos en 1 taza de vegetal cocido)

Espárragos

262

Poroto alubia

229

Porotos rojos cocidos

61

Lentejas

358

Porotos negros

256

Porotos Lima

156

Porotos caupí (poroto de ojito negro)

254

Porotos blancos

255

Brócoli

78

Porotos Pinto

294

Repollitos de Bruselas

94

Porotos de Soja

93

Garbanzos

282

Espinaca

262

Porotos pallares (poroto blanco grande)

181

Fuente: Pennington JAT. Bowes and Church’s Food Values of Portions Commonly Used. New York, Lippincott, 1998.

Todos estamos expuestos a químicos cancerígenos, ya sea que nos guste o no. Algunas personas son fumadores, por lo que dejar de fumar es un paso vital que deben tomar. Pero todos estamos expuestos a químicos en el aire, el agua, los alimentos y los productos que usamos en el hogar, sin mencionar los cancerígenos que se producen dentro de nuestro cuerpo como parte de los procesos metabólicos. Mientras tratamos de minimizar nuestra exposición a las sustancias cancerígenas también podemos reforzar nuestras defensas contra estos ataques incluyendo generosas cantidades de vegetales y frutas en nuestra dieta. Una dieta basada en plantas rica en vegetales, frutas, legumbres y cereales integrales está asociada a una disminución en el riesgo de contraer cáncer. (Ref. 10)

1. American Cancer Society. Cancer Facts and Figures—1997. Atlanta, GA: 1999.
2. Minamoto T, Mai M, Ronai Z. Environmental factors as regulators and effectors of multistep carcinogenesis. Carcinogenesis 1999;20(4):519-27.
3. Skog KI, Johansson MAE, Jagerstad MI. Carcinogenic heterocyclic amines in model systems and cooked foods: a review on formation, occurrence, and intake. Food and Chem Toxicol 1998;36:879-96.
4. Cummings JH, Bingham SA. Diet and the prevention of cancer. BMJ 1998;317:1636-40.
5. National Cancer Institute. Cancer Rates and Risks. Washington, DC: 1985.
6. Doll R, Peto R. The causes of cancer: quantitative estimates of avoidable risks of cancer in the United States today. J Natl Canc Inst 1981;66:1191-308.
7. Kromhout D. Essential micronutrients in relation to carcinogenesis. Am J Clin Nutr 1987;45:1361-7.
8. Block F. Epidemiologic evidence regarding vitamin C and cancer. Am J Clin Nutr 1991;54:1310S-4S.
9. Food and Nutrition Board. Recommended Dietary Allowances, 10th ed. Washington, DC: 1989.
10. Munoz de Chavez M, Chavez A. Diet that prevents cancer: recommendations from the American Institute for Cancer Research. Int J Cancer Suppl 1998;11:85-9.