La Brigada Verde de la Iglesia Adventista de Castelar se sumó a la convocatoria de la Semana del Arbol con un gesto de buena voluntad, de vecino a vecino.

En una tarde invernal de domingo un grupo de familias de Castelar, Morón y alredores se acercaron al Barrio Envión de Haedo Norte. Allí fueron cálidamente recibidos por los administradores de los edificios y otros vecinos que siguieron con interés el operativo. Armados de palas y sonrisas, cada brigadista pudo dejar su legado de afecto en la forma de un arbolito.

Gracias a la gestión de Biodiversidad del Municipio de Morón, se designó el área a forestar en el Barrio Envión de Haedo Norte. Rodrigo y Virginia se sumaron con los tutores para que los jóvenes árboles puedan crecer bien.

Varias familias de Castelar contribuyeron generosamente para poder adquirir los  23 árboles que se plantaron, especies nativas de la región provenientes del Vivero de Plantas Nativas de la Asociación de la Ribera Norte y del vivero Las Nativas. La BVC agradece el asesoramiento, generosidad y la cordialidad brindada por  Federico, voluntario de la ARN, Guillermo (guardaparque) y de Luis Delvenne de Las Nativas.

Gracias a todos los que hicieron que esta jornada sea una experiencia feliz e inolvidable. Que estos simples actos desinteresados puedan unirnos más como comunidad. El cuidado del planeta es responsabilidad y privilegio de todos.

Fotos del evento en http://www.facebook.com/adv.castelar

Anuncios