Llegó otro lunes y con él la oportunidad de tomar sanas decisiones en favor de tu salud. Otro beneficio importante derivado de esta decisión es la contribución a la preservación del medio ambiente. 

Para ayudarte en esta determinación de no consumir carne (incluye vaca, pollo, pescado y cerdo) te acercamos unas recetas compartidas en el Curso de Cocina Saludable que se lleva a cabo en Castelar mensualmente. (Para recibir más información y recetarios mandanos un mail a adventistascastelar@gmail.com)

Estaremos recomendando sitios web donde podrás encontrar infinidad de recetas vegetarianas y veganas fáciles y deliciosas. Hoy recomendamos www.delokos.org , en este blog Eugenio, odontólogo de profesión y cocinero de corazón, comparte recetas cotidianas deliciosas con explicaciones claras y hasta una foto del plato terminado.   Ideal para explorarlo, incluye muchas recetas, técnicas, consejos y más.

Sopa crema de arvejas y calabaza 

Ingredientes:

1 Calabaza chica, 1 taza de arvejas partidas, 1 puerro, 2 tiras de apio, perejil y apio a gusto, 1 caldo de verdura, sal necesaria

Preparación:

Lavar las arvejas y remojar algunas horas. Lavar y cortar la calabaza en trozos. Llevar a hervir juntos durante 15 minutos. Lavar y picar bien las verduras e incorporar a la cocción. Condimentar a gusto y procesar. Puede servirse con alguno de estos acompañamientos: croutones de pan, daditos de queso, dados de tofu marinado, levadura nutricional, germen de trigo.

Bruschetas: Es el nombre que recibe un plato originario de la cocina italiana, concretamente de parte de Italia central. Es considerada como uno de los antipasti (aperitivo/entrada)  más populares y tradicionales de Italia. Consiste en rebanadas de pan tostado, saborizados con algo de ajo y aceite de oliva y puestas al horno para que se doren.

Ingredientes:

1 Baguette de pan blanco o negro, Aceite. Cantidad necesaria, Condimentos, ajo y sal al gusto

Preparación:

Cortar la baguette en rebanadas y colocar en asadera aceitada. Pincelar con aceite todas rebanadas. Agregar los condimentos y sal a gusto en forma de lluvia. Hornear hasta dorar.

Se puede guardar en recipiente hermético varios días. Las bruschetta se las pueden servir frías o calientes, según las cubiertas que se elijan:

Calabaza y aceituna: Procesar juntos puré de calabazas con aceitunas verdes (descarozadas). Incorporar con una cucharada de queso cremoso  o tofu blando (opción vegana).

Apio y queso crema: Lavar y picar el blanco de apio (reservar las hojas tiernas para decorar). Agregar jugo de limón. Hacer una mezcla de tofu o queso blanco y mayonesa. Mezclar todo y salpimentar a gusto. Colocar sobre cada bruschetta y decorar con hojitas de apio.

Morrón asado: Asar y pelar morones rojos. Reservar una parte para hacer tiras. Picar y condimentar un huevo duro, una cucharada de queso crema y mezclar todo. Colocar sobre cada bruschetta y decorar con tira de morrón rojo

Portuguesa: Cortar en tiras cebollas y morones rojos. Rehogar con un poco de agua en lugar de aceite, hasta que se doren. Si hace falta agregar algo más de agua en la medida que esta se consume. Colocar en cada bruschetta y poner queso mozzarella. Llevar a horno hasta gratinar y servir caliente.

Buen provecho! 

Anuncios