escanear0004Nada mejor para proteger un bosque que vivir en un árbol. En Octubre de 1997, en el estado de California, Julia Butterfly Hill lo hizo, tenía 26  años. Se subió a una sequoia de 600 años de la que bajó  738 días después. El árbol, al que llamó Luna, fue su hogar, a 55 metros de altura, por casi dos años. El motivo de esta acción singular fue evitar que la compañía Pacific Lumber talara una bosque nativo poblado de árboles centenarios, y un irreemplazable ecosistema.  Es también la autora del libro El Legado de Luna (The Legacy of Luna) y co-autora de  Uno hace la Diferencia (One Makes the Difference)

Las imágenes de Julia y Luna dieron la vuelta al mundo, despertando la conciencia y atrayendo la atención de millones de persona un tema de vital importancia: el cuidado del medio ambiente.

Desde entonces la vida de Julia cambió para siempre. Se convirtió en una activista ambiental con un gran carisma y una energía que parecen no tener fin. Participa en distintas actividades para crear conciencia sobre el cuidado del medio ambiente y la protección de bosques y selvas.

julia_desktop

 

juliabh_luna¿Cual es tu árbol?

Esta pregunta resume la filosofía de vida de esta mujer asombrosa. ¿Qué te motiva? ¿Cuál es tu objetivo en la vida? ¿Cuál es tu pasión? Si hacemos una pausa y le damos a Dios la oportunidad de hablarnos a través de nuestra conciencia podremos descubrir esa meta que cambiará nuestra vida. Que nunca nos demos por vencidos, que nunca dejemos de escuchar esa Voz que invita a ser mejores personas.

butterfly-hill

julia

Pongamos manos a la obra para que esta  Navidad sea diferente, con más amor, más generosidad, más conciencia y más sensibilidad. 

El cuidado de la creación es también una manera  de honrar a Dios,  Creador y sustentador de la vida. 

Compartimos un mensaje de Julia, escrito especialmente para estas fiestas de fin de año:

Querid@ amig@,

Durante estas fiestas, si eres una persona que acostumbra tener un árbol de navidad, te pido por favor que seas amable y considerado como para comprar un árbol vivo, con raíces, para que una vez que pasen las fiestas puedas plantarlo. Es terriblemente destructivo y un real desperdicio el cortar un árbol para un período de tiempo tan corto.

Además, si tu costumbre es comprar regalos para estas fechas, por favor, te pido que por amabilidad y consideración decidas adquirir la menor cantidad de objetos nuevos posible. Si haces compras, que sean de origen local, envueltas en papel de diarios, revistas, etc… en lugar de asesinar árboles solamente para crear algo que de inmediato es tirado a la basura, generando aún más desperdicios y contaminación.

En lugar de correr de aquí para allá para ver cuántas más cosas puedes comprar, ¿podrías por favor ser tan amable de compartir más tiempo con tu familia y tus amigos, y donar algo de dinero que gastarías en comprar objetos que consumen recursos del planeta y del futuro para darlo a alguna organización que esté trabajando para hacer algo importante por el mundo o para alguien que está en gran necesidad?

Muchas gracias por tu consideración hacia el planeta y hacia TODOS los seres vivientes y las futuras generaciones. Cualquiera que sea la forma en que honras este momento del año y mientras transitamos hacia el año siguiente, te deseo que junto a los tuyos puedas tener felicidad, salud, amor, alegría y compasión para compartir con todos.

Con amor y bendiciones,

Julia 

Julia BH

Anuncios