Dijo Jesús: “Separados de mi, nada podeis hacer” , nuestro crecimiento en la gracia, nuestro gozo, nuestra utilidad, todo depende de nuestra unión con Cristo.