El 8 de marzo se conmemora internacionalmente el Día de la Mujer. Puede ser un día para saludar, celebrar y felicitar. Pero debería ser también un día de reflexión: queda mucho camino por recorrer.

En tiempos donde la violencia de género sigue cobrando víctimas, elevemos nuestra voz y nuestras oraciones para decir “Basta, ni una menos”

Todos los seres humanos tenemos el mismo valor ante los ojos de Dios, que sea así entre también entre nosotros.

Madres, abuelas, hijas, hermanas, amigas, esposas, compañeras, colegas, jefas… todas ellas valiosas, todas indispensables.

Feliz día Mujeres, hijas de Dios.

 

Anuncios