Buscar

Iglesia Adventista de Castelar

Noticias de la Comunidad Adventista de Castelar, Buenos Aires

Etiqueta

Apocalípsis

Día de la Tierra, Día de nuestra Casa

Resultado de imagen para dia de la tierra 2015Hace 45 años las Naciones Unidas designaron el 22 de Abril como el Día Internacional de la Tierra, el hogar de la humanidad.

Ban Ki-moon,  Secretario General de las Naciones Unidas declara «Las grandes decisiones que tenemos por delante no corresponden solo a los legisladores y los dirigentes mundiales. Hoy, en este Día de la Madre Tierra, hago un llamamiento para que todos nosotros seamos conscientes de las consecuencias que tienen nuestras decisiones sobre el planeta y lo que supondrán para las generaciones futuras.» 

El Día Internacional de la Tierra es un recordatorio de que nuestro planeta necesita que todos y cada uno de nosotros se comprometa con esta causa y contribuya a avanzar en la dirección correcta. Llegó el momento de asumir el liderazgo para que nuestros líderes puedan seguir nuestro ejemplo. Para muchos, el cambio climático es un problema lejano pero la realidad es que ya está afectando las vidas de comunidades enteras, animales y personas de todo el mundo. El mundo necesita un cambio profundo. Este 22 de abril es una oportunidad para impulsar el Día Internacional de la Tierra y mostrar a nuestras comunidades y a nuestros líderes que queremos nuevas acciones encaminadas a luchar contra el cambio climático. Llegó la hora de tomar la iniciativa.

feliz-dia-de-la-tierra

¿Cuál es nuestra responsabilidad como cristianos en el cuidado del medio ambiente?

La Biblia comienza con el relato de la Creación, y a lo largo de la misma, se nos recuerda constantemente que la Naturaleza es un don de Dios, como medio para sustentar la vida humana. Es deber del ser humano ser un “mayordomo fiel”, cuidando con dedicación y responsabilidad del legado divino para nosotros y quienes vendrán después. Si profesamos ser cristianos, tenemos el sagrado deber de administrar los dones de Dios. Esto debería ser una prioridad en nuestra vida.

La escritora cristiana Ellen G. White escribió:

Las cosas de la naturaleza que hoy miramos nos dan sólo un débil concepto de la belleza y la
gloria del Edén. Sin embargo, mucho de esta belleza permanece. La naturaleza testifica que
Uno, infinito en poder, grande y bondadoso, misericordioso y amoroso, creó la tierra y la llenó
con vida y felicidad. Aún en su estado opacado, todas las cosas revelan la mano del gran
Artífice. Aunque el pecado ha manchado la forma y la belleza de las cosas de la naturaleza,
aunque en ellas se puede ver las marcas de la obra del príncipe de las potestades del aire, no
obstante todavía hablan de Dios. En las zarzas, los cardos, las espinas, las cizañas, podemos
leer la ley de condenación; pero de la belleza de los cosas naturales y de su maravillosa
adaptación a nuestras necesidades y nuestra felicidad, podemos leer que Dios todavía nos
ama, que su misericordia todavía se manifiesta en el mundo. -Testimonios para la Iglesia Tomo 8 Cap. 38

Examinemos hoy nuestros hábitos de consumo y actitudes para identificar cómo podemos cuidar mejor de los recursos naturales. Si le pedimos ayuda al Creador para cuidar de su creación, seremos mejores ciudadanos de esta tierra. Pero lo más importante es que estaremos aprendiendo a ser también ciudadanos del Cielo y la Tierra Nueva, el legado que Dios está preparando para que sus hijos vivan con el por la eternidad.

Dice la Biblia:

“Después vi un cielo nuevo y una tierra nueva, porque el primer cielo y la primera tierra habían dejado de existir, lo mismo que el mar. Vi además la ciudad santa, la nueva Jerusalén, que bajaba del cielo, procedente de Dios, preparada como una novia hermosamente vestida para su prometido. Oí una potente voz que provenía del trono y decía: ¡El acampará en medio de ellos, y ellos serán su pueblo: ¡Aquí, entre los seres humanos, está la morada de Dios! El les enjugará toda lágrima de los ojos. Ya no habrá muerte, ni llanto, ni lamento ni dolor, porque las primeras cosas han dejado de existir.” Apocalíopsis 1: 1 al 4

Anuncios

150 años de una Iglesia que Espera

La Iglesia Adventista del Séptimo Día celebra este 21 de mayo su 150 aniversario.

Sus orígenes pueden rastrearse a partir del Movimiento Millerista de la década de 1840. El movimiento Millerista recibe su nombre de William Miller.

Miller comenzó a estudiar la Biblia, utilizando una concordancia cómo su única ayuda de estudio. A través de su conocimiento de la historia, se dio cuenta que los eventos descritos en el libro de Daniel capítulos 2 y 7 correspondían a eventos históricos. Interpretó la profecía de “los 2300 días” de Daniel 8:14 concluyendo que la segunda venida de Cristo ocurriría en o antes del 22 de octubre de 1844. Como Cristo no regresó en esa fecha, el episodio se llegó a conocer como “el Gran Chasco”.

Un pequeño grupo de Milleristas creía que sus cálculos habían sido correctos, pero que su comprensión de la purificación del santuario era equivocada, y comenzaron a enseñar que otra cosa había sucedido en 1844. Este grupo fue el que se constituyó más tarde en la Iglesia Adventsita del Séptimo Día. 

De acuerdo a la enseñanza de los Adventistas, el retorno de Cristo puede ocurrir muy pronto, aunque existe la determinación de nunca fijar fechas para su retorno, en armonía con el Evangelio según San Mateo, que dice, “el día y la hora nadie sabe” (Mateo 24:36).

Si bien los orígenes se remontan al movimiento millerita, y muchos cifran el origen el 22 de octubre de 1844, la Iglesia Adventista del Séptimo Día se organizó oficialmente el 21 de mayo de 1863 contando con unos 3.500 miembros organizados en 125 iglesias o grupos.

Entre sus fundadores se destaca Ellen G. White, cuya extensa obra sigue siendo respetada actualmente por los adventistas.

Gran parte de la teología de la Iglesia Adventista corresponde a las enseñanzas evangélicas, tales como la de la Deidad (Dios Padre, Dios Hijo, Dios Espíritu Santo), el estado inconsciente de los muertos y la doctrina de un «juicio investigador». La iglesia es también conocida por su énfasis en la alimentación, la salud y el respeto por los animales6 que es la ordenada por Dios desde el principio de la creación (Génesis 1:29), sus doctrinas las cuales están completamente basadas en la Biblia, su promoción de la libertad religiosa, y sus principios y estilo de vida que los diferencia.

Con el lema “Unidos para la Misión” traducido a la mayoría de idiomas del mundo, la denominación celebra el 150 aniversario subrayando el marcado carácter de servicio y compromiso social que tiene la Iglesia Adventista.

150 años de Adventismo

La Iglesia Adventista cuenta con más de 18.000.000 de miembros, y está presente en 208 países del mundo de los 232 países reconocidos por la ONU, con más de 140.000 iglesias donde se reúnen cada semana.

La Iglesia Adventista hace énfasis en la educación como derecho fundamental. Por ello, cuenta con un sistema educativo que en este momento beneficia a más de 1.750.000 alumnos en todo el mundo en 7.771 instituciones educativas y 112 universidades.

La Iglesia Adventista también promueve la salud como parte de su misión y servicio. Por ello, se dedica a ayudar a las personas a través de sus 589 instituciones y hospitales dedicados a esta labor. También promueve una alimentación saludable y muestra de ello son sus 20 fábricas de alimentos saludables en todo el mundo.

La literatura es un medio importante para esta denominación. Puesto que la página impresa lleva mensajes de esperanza, educación y formación para tener buena salud, la Iglesia Adventista cuenta con 62 casas editoras.

El compromiso social se canaliza a través de la Agencia Adventista para el Desarrollo y Recursos Asistenciales, ADRA, a través de la cual trabaja con proyectos de ayuda al desarrollo en más de 120 países.

El objetivo de todo este esfuerzo es compartir un mensaje de fe, de esperanza y de salvación, haciéndolo en 927 lenguas diferentes.

Página en blanco

blankpageUn año que termina y otro nuevo que está comenzando.Son momentos especiales que invitan a la reflexión y al balance. Este ejercicio de repasar los hechos que dejamos atrás nos permite tomar conciencia de una gran realidad: no podemos hacer nada para cambiar lo que quedó atrás.

Mirando hacia atrás vemos un panorama de sombras y luces, lo perdido, las tristezas y frustraciones en contraste con las alegrías y los logros. “Cuenta tus bendiciones” dice un refrán, y es un sabio consejo. Repasar en nuestra mente todos los buenos momentos vividos y también el relatarlos con un sentimiento de gratitud hacia Dios nos permite encarar un nuevo año con esperanza.

Ante nosotros se extiende un nuevo año, como una página en blanco. 365 días con “olorcito a nuevo” todo para nosotros!. Cada nuevo día en el que podemos abrir los ojos y encarar nuevamente la vida es una nueva oportunidad de ser feliz, de hacer felices a otros, de cambiar aquello que no nos gusta y sobre lo que tenemos control y de aprender a aceptar lo que no podemos cambiar. Cada día es una prueba  tangible de que Dios aún tiene planes para nosotros, y de que aún no se ha dado por vencido. De esto podemos tener certeza, ya que lo dice la Biblia: “Porque Yo sé los planes que tengo para ustedes,’ declara el SEÑOR ‘planes de bienestar y no de calamidad, para darles un futuro y una esperanza.” Jeremías 29:11 NVI 
No nos dejemos condicionar por los errores del pasado. Con la ayuda de Dios siempre podemos volver a empezar. En el último libro de la Biblia Dios  declara “El que estaba sentado en el trono dijo: «¡Yo hago nuevas todas las cosas!» Y añadió: «Escribe, porque estas palabras son verdaderas y dignas de confianza.» Apocalípsis 21:5 NVI

La Palabra de Dios es verdadera y digna de confianza. Declaremos con certeza, con confianza, que este será un muy buen año, mejor que el anterior,  porque es Dios quien lo ha prometido. El quiere hacer “cosas nuevas” en nuestra vida.

Dejemos atrás el pasado y mirando hacia el futuro, pongamos toda nuestra energía en el presente para dar lo mejor, hacer lo mejor y albergar solo positivo en nuestra mente.  En la lista de las “resoluciones de año nuevo” pongamos en primer lugar el cultivar una relación personal con Dios, si lo hacemos de corazón este nuevo año será memorable, será el primer año del resto de nuestra vida. Una nueva vida.

felicesfiestas2013

G.M.R.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑