Buscar

Iglesia Adventista de Castelar

Noticias de la Comunidad Adventista de Castelar, Buenos Aires

Etiqueta

Sangre

Día 7: Vegetarian@ en 21 días

¡Bienvenido al día siete! Hoy podrá descubrir por qué una dieta baja en grasas es tan importante en la prevención de enfermedades crónicas comunes y en el estímulo de un peso saludable.

Menú de hoy:

Nota: La jícama puede reemplazarse por pera (dura, poco madura) o manzana verde.

Un mensaje del doctor Campbell

T. Colin Campbellleft quoteSi tuviera un amigo que ha fumado durante toda su vida y acude a usted para que lo aconseje, ¿le diría que reduzca la cantidad de cigarrillos que fuma a solo dos por día o le aconsejaría que deje de fumar completamente? La moderación, incluso con las mejores intenciones, a veces dificulta el éxito. ¿Por qué debería probar una dieta completamente basada en plantas? Porque puede detener el desarrollo de una enfermedad cardiaca, el cáncer y la diabetes. La epidemia de enfermedades crónicas degenerativas como estas, que en la actualidad afectan al mundo, se pueden detener y revertir con una dieta basada en plantas. La solución yace en las elecciones que realizamos en relación con lo que llevamos a nuestro plato. Lea más de mis consejos >


Susan comenta: 
cuando sigue una dieta baja en grasas saturadas, su sangre está menos viscosa, es decir, menos parecida a la grasa y más parecida al agua. Por lo tanto, tiene un mejor flujo sanguíneo, una mejor oxigenación de los tejidos corporales y más energía.

Anuncios

¡Corre por la vida!

Porque la VIDA corre por tus venas, ¡ponete la camiseta!

 Más información: www.dalevida.org.ar

Salvar vidas está al alcance de nuestras manos, te invitamos a participar en las iniciativas para la donación de sangre que te resulten más accesibles.

No importa cuál es tu tipo de sangre, siempre hay alguien que la necesita.

Sumate a la iniciativa permanente Vida por Vidas

Reforzando las defensas: El Hierro

Hierro: una espada de dos filos

El cuerpo necesita cierta cantidad de hierro para tener glóbulos rojos saludables. Pero más allá de esa pequeña cantidad requerida, el hierro se transforma en una sustancia peligrosa, actuando como catalizador de la formación de radicales libres (potentes agentes cancerígenos).

Las investigaciones muestran que, una alta ingesta de hierro en la dieta implica un alto riesgo de contraer cáncer (Ref. 23)

Una vez que el hierro se absorbe en el tubo digestivo, se almacena. La mayoría de nosotros acumula más hierro del que necesitamos. A pesar de la publicidad a favor de los alimentos enriquecidos en hierro, la sobrecarga de hierro es mucho más común que su deficiencia en la dieta tradicional de nuestro país. El motivo es el alto consumo de carnes rojas, las que contribuyen a una ingesta muy elevada de hierro, más de lo que una persona puede manejar para mantenerse saludable a largo plazo. Una dieta que consista mayormente en granos, vegetales, frutas y legumbres provee cantidades adecuadas de hierro, sin el riesgo de una sobrecarga de este elemento y sin peligro de consumir menos de lo necesario.

Es fácil comprobar si el cuerpo ha acumulado demasiado hierro. Los siguientes análisis pondrán en evidencia tanto una deficiencia como una sobrecarga de hierro. Las pruebas de rutina como el dosaje de hemoglobina y la prueba de hematocrito no son suficientes. Los valores que se indican son una guía general y recomendamos que siempre los resultados de laboratorio sean verificados por su médico.

  • Ferritina sérica (valores normales 12-200 mcg/l de suero)

  • Hierro sérico

  • Capacidad total de fijación del hierro (Total iron binding capacity:TIBC)

Los médicos dividen el valor de hierro sérico por el índice TIBC. El resultado debería estar entre el 16 y el 50% para mujeres y entre el 16 y el 62 % para hombres. Resultados por encima de estos valores indican un exceso de hierro en la dieta. Resultados por debajo de estas normas indican una deficiencia.

Un análisis adicional se lleva a cabo en casos de deficiencias de hierro, la prueba de la protoporfirina de células rojas. Un resultado mayor a 70 unidades se considera anormal. Si 2 de estos 3 valores (ferritina sérica, hierro sérico/TIBC, y la protoporfirina de glóbulos rojos) son normales, la anemia por deficiencia de hierro es poco probable. El hierro sérico y la TIBC deberían medirse luego de 12 horas de ayuno.

Lamentablemente  el cuerpo no cuenta con mecanismos para liberarse del exceso de hierro acumulado. Aunque no lo crea, la única forma eficaz de reducir el acúmulo de hierro es donar sangre. Este acto altruista y generoso no solo tiene efectos beneficiosos sobre la salud del donante: puede salvar vidas.

Si estás pensando en donar sangre, sumate a la campaña “Vida por Vidas”.  

Referencias:
23. Lauffer RB. Iron Balance. New York, NY: St. Martin’s Press, 1991.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑